terremotos México

¿Se pueden predecir los terremotos?

El 19 de septiembre del año pasado México recordaba la tragedia de hacía 32 años cuando un terremoto de magnitud 8.1 que sacudió al país en 1985 que dejó alrededor de 40 mil víctimas, según las fuentes oficiales. Ese día en punto de las 11 de la mañana sonó la alerta sísmica para hacer un simulacro simbólico. Dos horas más tarde un verdadero terremoto de magnitud 7.1 nos sacudió antes de que sonara la alerta sísmica y México volvió a experimentar la tragedia.

Pero en realidad la tragedia empezó antes, ya que el 7 de septiembre el territorio de Chiapas fue epicentro de un terremoto de 8.2 Mw y desde entonces no para de temblar en esta región del Pacífico.

Sin embargo, durante el último año el mundo ha experimentado 22 terremotos por arriba de 6 con una serie enormes de réplicas y enjambres sísmicos. Ese es un gran problema. Pero otro enorme problema es científico.

Qué dice la ciencia sobre los terremotos

La escuela dominante geomecánica en materia de sismos tiene la posición de que los sismos no se pueden predecir y posiblemente nunca sea posible hacerlo para el hombre. Por otro lado, hay un grupo de científicos, incluso científicos aislados que actúan contracorriente, rompiendo paradigmas, buscando señales y fuentes que permitan desafiar a la mente humana.

En el siglo XV  las vacas sagradas de la Universidad de Salamanca se burlaron de “loca” idea de un navegante genovés que apostaba a que la Tierra era redonda. A más de 500 años, el nombre de Cristóbal Colón es inmortal, mientras que un nombre de esos académicos petulantes nadie lo recuerda…

Mi propósito no es escribir todo un artículo científico al respecto, porque ni soy científica ni soy experta. Solo quiero honrar el trabajo de un científico ruso que estuvo en México hace algunos años, porque él es de esa contracorriente incómoda que la comunidad científica ha decidido ignorar. Lo que inserto aquí es una infografía en base a su trabajo de pronóstico, porque la población de mi país y del mundo merece algo más que reaccionar ante la desgracia, merece la verdad.


¿Te fue útil este artículo?:

2 votes, 5 avg. rating

Comparte:

Blanca Pérez

Comentar

  1. ALBERTO BARRETO ARIAS 5 marzo, 2018 at 10:46 pm - Reply

    Los desastres naturales son inevitables; el destino manifiesto de nuestro planeta, entre otras catástrofes, esta marcado proféticamente por tres grandes terremotos al final de los tiempos dos para el mundo en general, sin especificar el epicentro de los mismos (Ap. 6:12 y 8:5) y uno específicamente para la ciudad de Jerusálem en el cual morirán siete mil hombres (Ap. 11:13);sin embargo, aunque sabemos que esto es ineludible, no por ello debemos esperar complacidos en nuestra docta ignorancia. Gracias por esta infografía que resume la gran labor de los hombres de ciencia por medio de los cuales actúa la misericordia del Creador para alertar a los que deban de ser salvos del juicio sobre su creación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.