Axel Kicillof, Ex-Ministro de Economía de Argentina

Mis comentarios sobre “Diálogos sin corbata” – Entrevistas a Axel Kicillof

Queridos amigos:

Acabo de leer “Diálogos sin corbata”, es un libro de la Editorial Siglo XXI que recopila varias entrevistas que le hicieron a lo largo del 2015 al ahora ex-ministro de economía de Argentina, Axel Kicillof. Fue el regalo de un querido amigo argentino, que me dio durante mi último viaje a Buenos Aires. Aunque soy mexicana, el tema político-económico de la Argentina me interesa mucho, ya que hasta antes del cambio de gobierno a finales del 2015, el fenómeno kirchenerista representaba realmente una oposición al actual modelo del neoliberalismo que reina no sólo en la mayoría de los países de América Latina, sino a nivel mundial, incluyendo a México, claro está.

Como saben, al igual que Axel Kicillof, también yo estudié economía en una escuela pública (él en la UBA, yo en el IPN), y al leer las entrevistas que le realizaron es inevitable sentirme identificada con la experiencia de haber estudiado una carrera que enseña por “ciencia” una o dos ideologías que toman como leyes naturales la injusticia, la pobreza, la desigualdad, etc. Cuando me dí cuenta que estas ideas aparentemente “objetivas”, no sólo no cumplían con los requisitos para considerarse una ciencia, sino que además eran ideologías que representan una visión imperial de saqueo y destrucción, no encontré la manera de desarrollarme estrictamente como economista. Dedicarme a servir a esos poderes imperiales que hoy en día se concentran en Gran Bretaña y Estados Unidos, no es precisamente lo que pretendía al estudiar ciencias económicas.

Sobre Axel Kicillof

Hay muchos aspectos de la vida de Axel Kicillof que me impactan, uno de ellos es precisamente que él tuvo la capacidad de desarrollarse profesionalmente sin renunciar a sus principios e ideales, y lo que más me impacta es que haya incluso ocupado el cargo como Ministro de Economía de un país que en los noventa era uno de los alumnos modelo del FMI (Fondo Monetario Internacional). Digo uno, porque no era el único, era la época de los tres Carlos: Carlos Menem en Argentina (1989-1995), Carlos Salinas de Gortari en México (1988-1994) y Carlos Andrés Pérez en Venezuela durante su segundo mandato (1989-1993), todos ellos llevando a cabo políticas de privatización, de desmantelamiento agro-industrial, de ajustes monetarios y fiscales, es decir, cumpliendo al pie de la letra las famosas “sugerencias” del FMI.

Portada del libro Dialogos sin corbata - Entrevistas a Axel Kicillof
Portada del libro “Diálogos sin corbata” – Entrevistas a Axel Kicillof

Si no conocen a Axel Kicillof y les intriga conocer un poco más sobre él, recomiendo mucho este libro de Diálogos sin corbata, ya que estas entrevistas van dejando entrever la firmeza de su personalidad y la manera en que va forjando sus ideales desde muy joven, desde que tenía 13 años, para esto recomiendo especialmente la entrevista que le hace José Natanson “De la militancia estudiantil al Ministerio de Economía”.

Les voy a contar un poco sobre su pensamiento. Axel Kicillof se declara como un economista que rescata el pensamiento de Lord Maynard Keynes, proclama que a diferencia de la “teoría del derrame” del modelo liberal de Adam Smith de primero crecer y luego distribuir, Keynes y toda la escuela de la demanda agregada plantea lo contrario, que para crecer primero hay que distribuir. Kicillof plantea que Néstor Kirchner entendía muy bien esto cuando expresó de manera clara y sintética: “vamos a volver a fortalecer nuestro mercado interno, y con ese mercado interno vamos a generar demanda; con esa demanda habrá alguien que querrá vender”.

Personalmente tengo mis dudas respecto a las intensiones detrás de las teorías de este famoso economista y lord británico, pero es un tema que dejaré para después. Cuando termine de leer el libro “Fundamentos de la Teoría General” de Kicillof, les compartiré mis conclusiones.

Lo que rescato es el éxito que tuvo la estrategia del gobierno de los Kirchner que Kicillof describe:

“En vez de crecer para distribuir, distribuir para crecer. Esa es la política que se llevó adelante en la Argentina, para desgracia y queja de permanente de cierto sector de economistas…Keynes hablaba de la ortodoxia de su época y esto mismo es lo que sostiene Néstor: vamos a entregarle plata a la gente; eso que parece una política social, populismo —dicen ellos—, clientelismo, en realidad resulta la más sana y efectiva, y la única —diría yo— política de crecimiento”.

Al igual que en México y otros países, también en Argentina los puestos más importantes que dirigen las medidas políticas y económicas más cruciales de un país, las han usurpado lacayos del imperio. En el caso de México, el cargo como Secretario de Economía (SE), el del Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Gobernador del Banco de México (BdeM); en el caso de Argentina, principalmente el cargo como Ministro de Economía.

Kicillof estaba muy consciente de esto:

“El Ministerio de Economía fue muchas veces el mascarón de proa del liberalismo, una suerte de avanzada de las políticas liberales en el país…ese era el cargo del ministro de Economía: en parte el vocero de los grupos económicos, de los organismos financieros, y el que venía a aplicar las políticas que le dictaban de afuera”.

Tomemos un par de ejemplos para dejarlo más claro: El actual Gobernador del BdeM (y Ex-Secretario de Hacienda en el 2006. ), Agustín Carstens, fue CEO (Director Ejecutivo) del FMI en el 2000. En el caso de Argentina, el actual Ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay (Ex-Presidente del Banco Central de Argentina, BCRA, del 2002-2004) fue CEO de uno de los bancos más representativos del sistema financiero internacional, el Banco J. P. Morgan en 1994. Esto sólo por mencionar un par de casos, pero lamentablemente existen muchos más ejemplos en distintos países del mundo.

Creo que vale la pena preguntarse ¿Qué cambios ocurrieron en la Argentina, que en una década pasó de ser un país obediente al modelo neoliberal, a ser un país donde personas con ideales de justicia, igualdad y desarrollo ocuparan cargos de gobiernos realmente cruciales? Podría enumerar toda una serie de medidas que se implementaron para explicar la recuperación y el crecimiento de este país, pero esto no sería suficiente para responder la pregunta.

Axel toca diferentes temas durante estas entrevistas, como la reestructuración de la deuda, los fondos buitre, la inflación, las devaluaciones, el rol del Estado, las fluctuaciones del tipo de cambio, los golpes monetarios, etc. temas cruciales para la Argentina, especialmente hoy que el modelo neoliberal ha vuelto a tomar el poder con Mauricio Macri. Sin embargo, estos temas no son exclusivos de Argentina, ya que el imperio financiero reinante concentrado especialmente en Wall Street y la City de Londres ha aplicado una y otra vez las mismas medidas de saqueo y control. Después del histórico ballotage argentino, hay varias preguntas en mi cabeza dando vueltas: ¿cómo es posible que los pueblos del mundo caigamos una y otra vez en la misma trampa de un imperio ahora en decadencia carente de cualquier rastro de creatividad?, ¿nuestra falta de memoria es un signo del estado aún infantil de nuestra especie?, ¿algún día maduraremos lo suficiente como para reconocer claramente entre la retórica y el marketing deshonesto y las verdaderas intenciones de un político?

Estas y otras preguntas siguen dando vuelta en mi cabeza, preguntas que sólo responderá el tiempo. En el libro encontré una reflexión de Alejandro Dolina que quiero citar aquí porque me parece importante y que echa luz a mis preguntas:

“A veces cuesta pensar que uno sigue siendo, día tras día, la misma persona; en efecto no somos cosas, sino procesos. Los hombres son procesos que se van modificando”.

Cada uno de nosotros somos un proceso de cambios y nuestros pueblos también, espero que seamos capaces de ser cada vez más conscientes de esto para poder aportar algo valioso a estos procesos que van forjando nuestra identidad, nuestra historia y no caer fácilmente en el utilitarismo, el pragmatismo o la desesperanza.

Reconozco que no es tan fácil, a veces veo el país en el que vivo y veo mucha miseria, una sociedad cada vez más deshumanizada, el gobierno de toda una nación tomado no sólo por el neoliberalismo, sino por uno de sus brazos más crueles y violentos: el narcotráfico. Pero cuando pongo más atención aún puedo reconocer bondad y espíritu de lucha en los individuos que formamos el pueblo mexicano. Creo que para los mexicanos, el caso de Argentina representa un claro ejemplo de que es posible, y aún vale la pena, la lucha por nuestra soberanía y todo lo que conlleva.

Aunque hay errores que no se pueden negar del gobierno de los Kirchner, no cabe duda de que pelearon por su soberanía, por su independencia energética, por el desarrollo de sus mercados internos, por la autosuficiencia alimentaria, por la igualdad de oportunidades para su pueblo, emprendieron una lucha sin precedente en contra de los fondos buitre y salieron triunfantes. Pero todo esto tiene un precio, el imperio financiero no perdonará a la Argentina por atreverse a dar esta pelea, y sobre todo a darle un ejemplo, no sólo a los países latinoamericanos, sino incluso a los países europeos, de que sí es posible implementar un modelo de inclusión social, de bienestar general, de soberanía, de que el sistema que impone cargas de deuda impagables se puede vencer, de que hay vida después del FMI y el Banco Mundial.

Espero que el pueblo argentino se prepare para seguir luchando y los pueblos de América Latina y el mundo podamos reconocer al enemigo común y estar a la altura que nuestros tiempos exigen.

 

 


¿Te fue útil este artículo?:

2 votes, 4 avg. rating

Comparte:

Lourdes Montes

Comentar

  1. Laura Flores P 6 abril, 2016 at 6:25 pm - Reply

    Lulù, lo que preguntas no es poca cosa: Por qué los pueblos tenemos una memoria histórica tan de corto plazo? Una especie de Alzheimer político colectivo. Al ir leyendo tu reseña se me fueron ocurriendo un par de aspectos sobre los que me gustaría reflexionar. Gracias por compartir tu acercamiento a una personalidad tan importante en el juego de ajedrez político-económico de latinoamerica como lo es Axel Kicillof. Esperamos con ansias tu comentario sobre la Teoría General. Saludos!

    • Lourdes Montes 6 abril, 2016 at 9:10 pm Reply

      Sí, supongo que la respuesta es más compleja de lo que me gustaría, pienso que la respuesta a ese tipo de preguntas radica en entender más nuestra naturaleza humana. ¡Qué bueno que este artículo te deje con más reflexiones! Y respecto al artículo prometido sobre la tesis de Kicillof “Fundamentos de la Teoría General”, aunque un poco lento estoy trabajando en eso.

  2. Ariel Trujillo 8 febrero, 2016 at 2:43 pm - Reply

    Este pibe (neomarxista según la ex prensa opositora) se banco un barco pesado. El viento de cola de los commodities sojeros ya no estuvo presente y manejo los hilos de una economía en vía recesiva. Si bien tuvo un contexto complicado creó que el camino de la soberanía económica fue de destacar. El plano político minó el camino del kirchnerismo (sobre todo en el plano mediático y en redes sociales) sumiendo a una división ideológica (voto bronca). La sociedad se le hizo más práctico volver a golpear la puerta ajena que afrontar la crisis (yo creó que a nivel mundial también lo es) buscando soluciones conocidas, útiles como dice el negro Dolina. Creó que el aspecto democrático fue el que le ganó al bipartidismo en ese momento (y hoy me doy cuenta que también puede perder constucionalidad) pero el modelo, estancado o en pleno desarrollo, fue lo más destacado y Axel estuvo (y esta -mediante activismo en plazas, etc.) en lo que muchos están: recomponer y MEJORAR el modelo, más la vida de los habitantes de este país y la región. Un gusto Lu, gracias x compartir comentario, no había leído el libro. Abrazo!

    • Lourdes Montes 6 abril, 2016 at 9:16 pm Reply

      No recordaba que a Kicillof varios lo califican como neomarxista, creo que les falta investigar un poco sobre su pensamiento Keynesiano y lo que eso implica. Realmente creo que a estas alturas los ciudadanos argentinos que votaron por Macri ya debieron haberse dado cuenta del error que cometieron al haber votado por él, a menos que esos ciudadanos no tengan ningún interés en el bienestar de su propio pueblo y en el de ellos mismos, me refiero al bienestar de largo plazo y no los aparentes y engañosos beneficios del corto plazo.

  3. Rosina 4 enero, 2016 at 5:51 pm - Reply

    Muero por compartir esta nota!! Viva la Patria Grande.

Deja un comentario